Iglesia Inmaculada Concepción

Iglesia Inmaculada Concepción

Tras la conquista de Mijas por los Reyes Católicos y la venta como esclavos de sus habitantes musulmanes, la villa fue repoblada por colonos cristianos que necesitaban de un lugar para celebrar sus cultos.

Se ha escrito que ese lugar fue la antigua mezquita musulmana que tras ser consagrada sirvió como iglesia cristiana, pero eso no fue así. Los documentos de los repartimientos que se hicieron a los nuevos colonos así nos lo señalan, pues en los mismos se indica como la “mezquita de los moros” se entregó como vivienda a uno de esos colonos, mientras que otra casa se dedicó para iglesia. En el mismo sentido, las catas arqueológicas realizadas recientemente en el interior de la Iglesia de la Inmaculada Concepción, aunque limitadas en su extensión, no han podido constatar la existencia de dicha mezquita en el subsuelo de la iglesia. Si se ha constatado, como era de esperar, que la iglesia se construyó sobre edificaciones anteriores que, previamente a dicha construcción, fueron niveladas hasta la rasante de sus suelos que eran de tierra apisonada.

La actual iglesia comenzó a construirse en la segunda mitad del siglo XVI y se terminó a mediados de 1631, consagrándose en septiembre de ese mismo año. Dos maestros de albañilería dieron el visto bueno a su terminación y certificaron el coste de los materiales utilizados que alcanzó la cifra de 45.876 reales, cantidad importante si tenemos en cuenta que un peón de obra cobraba por entonces sobre 2 reales diarios y con eso se podía comprar medio kilo de sardinas, medio kilo de velas para alumbrarse, un pan de un kilo y tres huevos.

La iglesia se construyó con tres naves y ya desde un principio contaba casi con seguridad con una capilla bajo la cual existía una cripta de enterramiento. Posteriormente y a lo largo de muchos años se fueron añadiendo a la misma nuevas dependencias como otra capilla con su cripta.

La fachada exterior de la iglesia era de piedra y ladrillo dispuestos en lo que se conoce como aparejo mixto (alternando filas de ladrillos con filas de piedras) y no se encontraba encalada. Esa pared exterior se adosó a la conocida como Torre de la Vela que se convirtió en su campanario. Esa torre, construida en ladrillo y de tres cuerpos, se construyó después de 1544, pues no es mencionada en un informe de ese año sobre la villa y la fortaleza de Mijas que remitió el Conde de Tendilla al emperador Carlos I, recomendándole el derribo de dicha fortaleza por no ser de utilidad, lo que llevó a la construcción de la citada torre para servir de vigilancia (velar) y de resguardo de la población en caso de una incursión de los piratas norteafricanos.

Desde su construcción el interior de la iglesia fue el lugar de enterramiento de todas las personas que fallecían en Mijas, hasta que dicha práctica fue prohibida a finales del siglo XVIII y llevada a efecto tras la construcción de un cementerio adosado a la misma en su lateral sur a comienzos del siglo XIX, cementerio que estuvo en uso hasta mediados del siglo XX. Los continuos enterramientos durante doscientos años bajo el suelo de la iglesia, provocaron que la solería de barro original se encontrase en un lamentable estado cuando se llevó a efecto la prohibición de enterramientos en su interior, por lo que sobre los pocos restos de ella se instaló una nueva solería de barro en el siglo XIX. Posteriormente se volvió a colocar otra sobrepuesta a mediados del siglo pasado que está siendo sustituida en la actualidad.

En 1937 la iglesia fue objeto de saqueos y de un incendio que destruyó numerosas imágenes y objetos de culto y sobre todo el riquísimo Archivo parroquial que databa del año 1558, con lo que se perdieron para siempre documentos importantísimos sobre la historia de nuestro pueblo.

En una nueva reforma realizada en la misma en 1992 se descubrieron sobre las columnas de la nave central y bajo varias capas de cal las pinturas de ocho apóstoles fechadas en 1632 sin que conozcamos quien fue el autor de las mismas.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies