Cuevas

Cuevas

El agua de lluvia al caer a la tierra y cargarse del anhídrido carbónico de las plantas de la superficie, actúa sobre los mármoles y otras rocas carbonatadas disolviéndolas y al penetrar en el interior del macizo rocoso forma las cuevas.

En el caso de Mijas, la estructura geológica de los mármoles de nuestra sierra no es la más apropiada para la formación de cuevas, por lo que no existen (o no se han localizado) cavernamientos de importancia, a pesar de que las grandes cantidades de travertino existentes entre Osunilla y Mijas son resultado de la “excavación” que el agua a producido en el interior de la sierra. No obstante, si existen numerosas cuevas, abrigos y simas de pequeño desarrollo (estas últimas son cavidades de desarrollo vertical que generalmente se forman en las zonas cercanas a la entrada del agua en la sierra).

Al igual que ocurre con la formación de los travertinos en el exterior de la sierra como consecuencia de la precipitación del carbonato cálcico, el mismo agua que erosiona y produce las cavidades que forman las cuevas, una vez que las ha producido vuelve a cerrarlas poco a poco con formaciones carbonatadas como las estalactitas, estalagmitas, columnas, coladas, goures y una larga lista de formaciones conocidas como espeleotemas, que en ocasiones adquieren una gran espectacularidad como las que podemos ver en nuestra provincia en cuevas como la de Nerja.

Las cuevas fueron uno de los primeros lugares utilizados por los seres humanos como lugares de hábitat y refugio y además fueron lugares de manifestación de sus expresiones artísticas y/o espirituales a través de lo que conocemos como “arte rupestre”. No se han localizado en nuestro término municipal muestras de ese arte rupestre, aunque si existen ejemplos en la Sierra de Mijas como es el caso de la Cueva del Toro en nuestro municipio vecino de Benalmádena, que por desgracia ha sido objeto de un atentado por parte de vándalos grafiteros. Es por ello que las cuevas, además de su valor como Patrimonio Geológico, son parte fundamental de nuestro patrimonio histórico y es necesaria su protección.

En nuestro término municipal, según el “Catálogo de Cavidades de la Sierra de Mijas” publicado por la Sociedad Espeleo-Excursionista Mainake y el Ayuntamiento de Mijas, existen las siguientes cavidades: cuevas de La Molinilla y Medialuna, abrigos de La Ermita y del Pobre, simas de Los Arenales, de La Molinilla, Raja Montés y Perdía, y una formación en la que se mezclan la cueva y la actividad extractiva humana: la cueva/mina de La Muralla, explotada para la extracción de “falsa ágata” desde época medieval hasta mediados del pasado siglo XX.

Estas formaciones se encuentran situadas en los mármoles y travertinos de la Sierra de Mijas y no existen en la Sierra Alpujata al no estar formada por rocas carbonatadas, sino por peridotitas que no se disuelven por la acción del agua. A pesar de ello, a los pies de esa última sierra existen algunos abrigos entre los que destaca el conocido como “Cueva de la Caparrosa”, la cual está vinculada a una explotación minera documentada desde finales del siglo XVII. Hay que señalar que el nombre de “caparrosa” es el nombre de varios sulfatos de cobre, hierro o cinc.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies