Ermitas

Ermitas

Los orígenes de las ermitas se remontan a los propios inicios del cristianismo, con la aparición de los primeros ermitaños que vivieron en lugares apartados, separados de la vida en sociedad. En principio se trataba de lugares ubicados en cuevas o covachas en las afueras de las ciudades, que ocuparon los ermitaños para dedicarse a la oración y la meditación.

El desarrollo de las ermitas como edificios religiosos llegó tras el Concilio de Trento que tuvo lugar en esa ciudad italiana entre 1545 y 1563. En dicho concilio se ratificaron ciertas prácticas populares relacionadas con la devoción a los santos y el culto a la Virgen, lo que llevó en la práctica a la construcción de numerosas ermitas y santuarios.

En Mijas, por la documentación que disponemos, la construcción de ermitas debió comenzarse un siglo después, construidas en las afueras de la población que en aquellos momentos se encontraba limitada al entorno de La Muralla y situadas junto a los caminos que llevaban a Málaga, a Fuengirola y a Coín, habiendo quedado hoy en día muchas de ellas integradas dentro del pueblo tras la expansión urbanística de este.

Ermita-Santuario de la Virgen de la Peña

No se trata de un edifico arquitectónico propiamente dicho ya que el santuario se excavó en parte en una roca de naturaleza travertínica al que posteriormente se fueron añadiendo otras dependencias, sobre la que posiblemente existían los restos de una antigua estructura fortificada. En su interior y en una hornacina irregular abierta en la roca se encuentra la imagen de la Virgen de la Peña, Patrona de Mijas.

Se encuentra situada junto a lo que fue el antiguo camino de Fuengirola, también llamado camino de la Fuente de la Seda y se dice que fue excavada en la roca por el carmelita Diego de Jesús, María y San Pablo en la segunda mitad del siglo XVII, añadiéndosele posteriormente una sacristía hecha con piedra irregular tratando de simular una covacha natural, lo mismo que ocurre en su acceso realizado con el mismo tipo de material.

Hasta la primera mitad del siglo XIX los encargados del cuidado de esta ermita fueron los monjes carmelitas descalzos, los cuales construyeron un convento junta a esta y durante muchos años la denominaron como Virgen del Carmen.

Ermita de Nuestra Señora de los Remedios

Ubicada en el barrio de Santa Ana de Mijas, se encontraba situada junto al camino de Coín donde fue construida probablemente a finales del siglo XVII y quedó integrada dentro de la población tras la expansión urbanística de esta.

Es una construcción sencilla con una sola nave con planta rectangular, cubierta con armadura de madera a dos aguas, capilla con bóveda de arista en la zona del presbiterio y ligera decoración de yeserías. El altar presenta tres hornacinas, dónde se encuentra una antigua talla de la Virgen de los Remedios y la portada es un arco de medio punto enmarcado por pilastras que se abre hacia la Plaza de los Siete Caños.

En ese plaza existió hasta los años setenta del pasado siglo una fuente, ahora reconstruida en un lugar próximo, que fue construida en 1732 sufragada por los vecinos del Barrio de Santa Ana, que por entonces era conocido como “Portugal”.

Ermita de San Sebastián

Ya existía en 1637 junto al Camino de Málaga (actual calle Málaga) y ha sido reformada en numerosas ocasiones.

Tiene una sola nave cubierta con armadura de parhilera. El presbiterio es de planta cuadrada cubierto con bóveda semiesférica con una decoración floral con hojas de acanto unidas por bandas. La capilla mayor es cuadrada con una bóveda semiesférica sobre pechinas con yeserías y placas recortadas. En el testero del altar mayor se abre un camarín con bóveda de arista y con angelillos pintados al fresco en el siglo XVIII.

La portada tiene un acceso de medio punto enmarcado por pilastras, entablamento y frontón partido, coronándose la fachada con espadaña de un solo vano. En esta fachada existe un reloj que fue instalado en 1902 y que por aquel entonces costó algo más de 2.000 pesetas.

Ermita de San Antón

Situada junto al camino Viejo de Málaga fue construida después de 1773, pues no aparece en una relación de iglesias y ermitas de Mijas realizada en esa fecha, pero según la información que facilita el propio Obispado de Málaga fue construida en el siglo XVIII.

Cuenta con una sola nave cubierta con armadura de madera de parhilera y una capilla. La separación entre ambas se realiza a través de un arco rebajado con armadura, también de madera. La fachada es muy simple, disponiendo de un arco de medio punto rebajado, enmarcado por pilastras y rematada por una sencilla espadaña.

En ella se celebra todos los años, el 17 de enero, la romería de San Antón.

Ermita del Puerto

Fue construida entre 1875 y 1876 junto al antiguo Camino de Málaga con fondos conseguidos con limosnas de los fieles, siendo su nombre original el de Ermita del Señor de la Buenamuerte.

Su planta es muy simple con forma rectangular y en la actualidad se encuentra sobreelevada sobre la carretera, debido a que esta se excavó varios metros respecto al trazado original que existía en el siglo XIX.

Ermita del Calvario

Al igual que la Ermita de San Antón no aparece en la relación de 1773, por lo que tuvo que construirse después de esa fecha, sin que dispongamos de documentos que lo confirmen.

El edificio dispone de una sola nave cubierta con bóveda de medio cañón, una cabecera plana y tres hornacinas rehundidas, siendo mayor la central.

Se sitúa en la falda de la sierra, accediéndose a ella a través de una senda entre los pinares marcada con cruces (vía crucis). Se dice que se utilizaba como retiro espiritual por los monjes carmelitas que custodiaban la Ermita de la Virgen de la Peña.

La Ermita solo se abre los viernes de Cuaresma.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies