Edad Moderna

Libro Capitular de Mijas. 1507-1508En 1492 se llevó a cabo el Repartimiento de las propiedades a los 50 nuevos colonos cristianos que se habían asentado en Mijas tras la conquista, constatándose aún la presencia de varios vecinos hispano-musulmanes. Sin embargo, a los pocos años son muchos los que abandonaron las tierras concedidas debido a varios factores, como las incursiones de naves de piratas que atacaban las costas de Málaga desde puertos ubicados en el norte de África, etc., lo que provocaría que la zona costera quedara deshabitada y no se pudiese llevar a efecto la repoblación de la zona del castillo de Fuengirola, que pertenecía en estos momentos a Mijas, quedando conformado el territorio municipal que se mantuvo así hasta el año 1841, cuando una franja costera se segregó formando el actual municipio de Fuengirola.

Plano de Torre VigíaEn respuesta a esta inseguridad se levantaron torres vigías a lo largo de la costa para controlar y prevenir las incursiones de los piratas norteafricanos. Desde el siglo XVI al XVIII se levantaron en Mijas las torres de Calahonda, Nueva de la Cala del Moral, Torre-Batería de la Cala del Moral (actual sede del Centro de Interpretación de las Torres Vigía del Museo Histórico-Etnológico de Mijas) y Calaburra, todas ellas declaradas en la actualidad Bienes de Interés Cultural con la categoría de Monumento.

Igualmente y con el fin de hacer atractiva la llegada de nuevos colonos para repoblar el territorio, ante el temor de estos a las incursiones norteafricanas, los Reyes Católicos declararon exenta de alcabalas (impuestos) a la villa de Mijas, exención que confirmaron en 1501 y posteriormente su hija, la reina Juana, y tras ella todos los monarcas de la Casa de Austria y por el primer rey Borbón, Felipe V.

Plano de Torre VigíaUno de los primeros edificios que se levantaron por los nuevos habitantes fue la Iglesia de la Inmaculada Concepción, terminada en 1631. Uno de los rasgos característicos de este edificio es su torre cuadrada de origen militar y que sirvió de refugio a los habitantes del pueblo en momentos de peligro y que fue construida con anterioridad al templo y adosada a éste para su uso como campanario.

A partir de los 50 vecinos (unas 200-250 personas) de los Repartimientos, la población de Mijas tuvo un crecimiento desigual con dos etapas diferenciadas: una hasta mediados del siglo XV, donde prácticamente no existen cambios e incluso hay épocas de disminución de la misma, y otra a partir de esa fecha en la que se inicia un crecimiento paulatino. Así, en 1591 existían unos 350 habitantes, en 1712 unos 1.800 y a mediados del siglo XVIII unos 3.600, que pasaron a más de 4.200 treinta años más tarde.

Evolución de la población en Mijas durante la Edad Moderna

1492

1591

1646

1712

1755

1786

220

350

800

1.800

3.638

4.207

 

Durante los siglos XVII y XVIII una de las principales actividades económicas de Mijas será la explotación de los mármoles y la falsa ágata de su sierra, los cuales serán utilizados para la construcción de diversos monumentos en distintos lugares de España. Así, tenemos noticias de la utilización de los mismos en la Catedral de Málaga, en el Palacio Arzobispal de Sevilla, en las gradas de la Capilla de San Leandro de la Catedral de Sevilla, en la Sacristía de la Iglesia de San Pedro de Granada o en el altar de la Capilla de Santa Tecla en Burgos. A lo anterior se une la agricultura que desde un monocultivo basado en la producción de higos, ira introduciendo el cultivo de la vid que sustituirá como monocultivo al anterior a mediados del siguiente siglo.

Estas actividades económicas y el incremento de población se vieron reflejados en las cuentas municipales, cuyos ingresos pasaron de unos 3.000 reales a mediados del siglo XVIII, a unos 70.000 a finales del mismo.