Torre de la Batería de Cala del Moral

Torre de la Batería de Cala del Moral

Coordenadas (ED50): X 349.773 – Y 4.041.306 / Lon 4º 40' 38.75" W – Lat 36º 30' 17" N

Es de “forma de pezuña” (planta de herradura), formada por medio círculo prolongado con dos espolones oblicuos u hornabeques en el dorso. Su perímetro aproximado es de 35 metros y su altura es superior a los 10 metros.

Su interior presenta dos plantas; la inferior o sótano constituiría la “Santa Bárbara” (al nivel del suelo exterior). El piso superior o cámara principal se encuentra bien iluminado por dos ventanales y cubierto al igual que el sótano con bóveda de ladrillo; se alinean en el testero norte todos los servicios necesarios (alacena, chimenea, etc.). Finalmente, una azotea, rodeada de pretil y con hueco para la salida de humo. En los dos espolones, en la azotea, se localizan dos torretas de 2,40 x 2,30 y 2,40 de alto aspilleradas en sus frentes y cubiertas con teja árabe. Su fábrica es de mampostería complementada con uso de ladrillo en diversos elementos como esquinales, jambas y dinteles, aspilleras, molduras del pretil y bóvedas y muros interiores. Su acceso original se encontraba a 6 metros de altura.

Según se indica en un informe de 1773, la Torre Reducto de la Cala del Moral fue construida en ese año. Un año después, otro informe menciona que había sido construida para dos cañones de 16 o 24 libras y que se hallaba en buen estado.

En 1821, se señaló que la Torre para Artillería de Cala del Moral era de nueva planta para dos cañones de a 8 libras y que necesitaba obras de gran consideración. Posteriormente, en 1830, se menciona que es una torre circular de 11 varas de diámetro y cerrado por un pequeño frente de fortificación de 13 varas y media de altura y que estaba guarnecida por un
cabo, tres torreros y seis soldados de infantería.

En 1849, se emite un informe que decía que se hallaba deteriorada y desaconsejaba su mantenimiento, pero en 1857 se menciona que la torre había sido reparada y que se encontraba en buen estado. Informes posteriores: 1860, 1873, 1906 y 1945, indican la existencia de
un torreón desartillado.

Temboury la señala, de forma errónea, como concluida a principios del siglo XVI.

En el pasado siglo, sirvió de vivienda y se le abrió una puerta a nivel de la calle, así como una ventana en lo que originalmente era el depósito de municiones. Posteriormente, fue restaurada por el Ayuntamiento de Mijas, que la adaptó para su uso museístico, siendo sede actualmente del Centro de Interpretación de las Torres Vigía.