Yacimiento Romano de Finca Acebedo

EVOLUCIÓN HISTÓRICO-CULTURAL DEL YACIMIENTO

Periodo Histórico Estructuras
 Edad del Hierro II - Púnico Restos Materiales
 Época romana Conserveras
 Época romana Funerarías
 Época romana Termas
 Época romana Villa
 Edad Media Restos Materiales


Coordenadas (ED50): X 352.783 – Y 4.044.201 / Lon 4º 38' 39.81" W – Lat 36º 31' 52.6" N

Situado en los bajos del Cementerio de San Cayetano, este yacimiento fue localizado con motivo de la construcción de dicho cementerio y excavado entre los años 1990 y 1991, localizándose una villa romana de gran extensión, de explotación agraria e industrial que estuvo ubicada en las proximidades de la ciudad romana de Suel.

El yacimiento se extiende por una llanura que ocupa parte del área de inundación del río Fuengirola, en la vertiente meridional de una pequeña elevación donde en su día se encontraba el cortijo que le dio su nombre.

De la zona excavada sobresalen los restos de dos habitaciones que actuaban de hipocausto (sistema de calefacción que se usaba en las termas romanas, formado por un doble suelo por el que discurría una corriente de aire caliente procedente de una habitación con un horno) y una pileta de grandes dimensiones. Igualmente se localizaron dos tumbas de una necrópolis cercana al yacimiento.

Yacimiento Finca Acebedo

Los materiales localizados alcanzan una antigüedad de más de 2.100 años, desde la época púnica hasta la medieval, aunque el momento de ocupación más importante es el romano.

Este yacimiento arqueológico debió de tener una gran importancia por su cercanía a la ciudad romana de Suel, no localizada hasta la fecha y que se encontraba en la desembocadura del río llamado Suel en época antigua y ahora Fuengirola.

Yacimiento Finca Acebedo

Pero es necesario que nos remontemos 2.000 años atrás y conozcamos como era el entorno del yacimiento en aquellos momentos. Gracias a los estudios realizados en la década de los ochenta del siglo pasado por el Instituto Alemán de Arqueología, podemos reconstruir aproximadamente como era la costa hace dos milenios: todo el espacio que actualmente ocupa el río Fuengirola desde su desembocadura actual hasta el Cortijo del Ahogadero, era un gran estuario marino, por lo que el yacimiento se situó muy cercano a la antigua línea costera, es decir, el mar llegaba hasta sus puertas.

El Marques de Valdeflores en el siglo XVIII situaba las ruinas de Suel en el campillo del Val de Suel (valle del río Suel), a un cuarto de legua (1.500 metros) del castillo de la Fuengirola, donde encontró un acueducto con una inscripción latina hoy desaparecida. Esos 1.500 metros es la distancia exacta que hay entre el castillo de Fuengirola y el yacimiento romano de Finca Acebedo, donde en la actualidad también existe un acueducto que quizás podría tratarse del localizado por Valdeflores.

También de este yacimiento procede un ara funeraria donde aparece un nombre femenino, Aemilia Aemiliana Suelinata, es decir, indicando que era de Suel, lo que corrobora la cercanía de este yacimiento a la citada ciudad romana. Época romana